Cirrhilabrus lubbocki

Nuevo producto

La coloración de este pez varía del rosáceo al rojo o púrpura brillante, su aleta dorsal generalmente es amarillo brillante en los adultos.

Ver condiciones de envio y transporte.
Ver politica de reposicióngarantía de animales

¿NO HAY STOCK? ¡ME LO PIDO!

Más detalles

Encargar

34,50 € impuestos inc.

Más

El pez labrido de Lubbock Cirrhilabrus lubbocki fue descrito por Randall y Carpenter en 1980.

Es originario del Océano Pacífico Central Occidental, de la zona que abarcan Filipinas y Célebes, en Indonesia.

Vive en los arrecifes exteriores, sobre el sustrato de cascajo coralino o sobre las cabezas de los corales ramificados. Generalmente vive formando cardúmenes moderadamente grandes, a profundidades que van de los 4 a los 45 m.

Este pez puede llegar a medir alrededor de 8 cm.

Este pez no requiere cuidados especiales para poder ser mantenido en cautiverio, aceptará casi cualquier tipo de comida y es fácil de mantener. No es un pez tímido, pero si se asusta rápidamente se esconderá  en su guarida. El acuario debe estar decorado con rocas y corales que tengan muchos huecos y recovecos en los que pueda esconderse, incluso si es adulto. Puede saltar del acuario, por lo que hay que asegurarse que siempre esté bien tapado.

Es una excelente opción para cualquier acuario de arrecife, con muchos corales, invertebrados sessiles y/o peces, pero puede dañar a algunas especies pequeñas de camarones. Hay que seleccionar a sus compañeros, que no sean muy agresivos o depredadores.

Como todos los labridos, este pez es planctívoro y está adaptado para alimentarse y sobrevivir alimentándose casi exclusivamente de plancton. En cautiverio hay que proporcionarle una dieta carnosa que incluya camarones, carne de pescado, fórmulas y alimentos congelados como mysis y artemias enriquecidas e incluso alimento en hojuelas. Son peces con mucha energía que deben ser alimentados de 2 a 3 veces al día. También se beneficia de las rocas vivas. Picoteándolas, se comerá los copépodos, amphipodos y demás microfauna que vive en ellas.

Como todos los labridos, este pez es muy activo y necesita ser alimentado frecuentemente. Hay que alimentarlo al menos dos veces al día. Como no daña los pólipos de ningún coral duro o blando, es una excelente adición a cualquier acuario marino de arrecife. Hay que asegurarse que tenga mucho espacio abierto para nadar y muchos huecos y recovecos entre las rocas vivas, en los que pueda esconderse y descansar.

Es un pez adecuado para un acuario comunitario pues generalmente no es agresivo con los demás peces e invertebrados. Sin embargo, son intolerantes con otros peces planctívoros pequeños.

Puede ser mantenido en parejas, pues uno cambiará al sexo apropiado. Sin embargo, tres machos de la misma especie serán intolerantes uno contra el otro. También pueden ser mantenidos con otros peces Cirrhilabrus. Hay que introducirlos al mismo tiempo en el acuario, o cambiar el acomodo de las rocas vivas al introducir a un pez Cirrhilabrus nuevo.

En su hábitat natural los peces de la especie Cirrhilabrus viven formando un harén que consiste en un macho dominante y varias hembras y juveniles. Este pez puede ser visto en solitario o formando pequeños grupos. En la naturaleza le gusta estar a una profundidad de más de 30 metros, donde los buzos expertos ocasionalmente llegan a verlos.

Es un pez sexualmente dimórfico, pero aún no ha sido reproducido en cautiverio.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Cirrhilabrus lubbocki

Cirrhilabrus lubbocki

La coloración de este pez varía del rosáceo al rojo o púrpura brillante, su aleta dorsal generalmente es amarillo brillante en los adultos.

Ver condiciones de envio y transporte.
Ver politica de reposicióngarantía de animales

¿NO HAY STOCK? ¡ME LO PIDO!